Aparcó en un carril de minusvalidos. El castigo que recibió fue horrible.



Para vengarse de la gente que estacionan siempre en lugares indevidos como los de los minusvalidos han hecho lo siguiente. Donde ocurre esto es en Brasil, van un paso más allá. Este hombre a estacionado en un estacionamiento para discapacitados, pero en vez de remolcar el coche con una grua o ponerle una multa, los vecinos locales han tomado el asunto por sus propias manos, Mientras la gente gritando y gritando el dueño del coche super enfadado intentando escapar del lugar de la mejor manera posible, no era capaz de creer lo que estaba sucediendo.

Comentarios

comentarios