El caballo nunca ha estado en el agua antes. Cuando vean su reaccion no van a parar de reir.



Cuando el dueño del caballo lo llevó hasta el agua ella no sabía cómo iba a reaccionar. Para ella trata de derribarlo en el agua, pero después de un tiempo, así que lo consigue. Pero resulta que lo que realmente valió la pena cuando el caballo sale del agua, esta muy divertido. No os perdais el final.

Comentarios

comentarios